jueves, 23 de enero de 2014

La increible orquesta de hielo de Suecia


Están entre los instrumentos más raros del mundo, pero serán desechados cuando llegue la primavera.



Hasta 170 miembros del público se enfrían con la banda en un auditorio iglú. Son tan frágiles que incluso el aliento de los músicos pone en riesgo desafinarlos. Aumenta la temperatura en el concierto y no tendrás una viola, una flauta o una conga finamente tallada, sino un vaso de agua.

“¡Y tú estarías más sano por beberlo!” dice Tim Linhart, extraordinario fabricante de instrumentos de hielo para una orquesta que toca una serie de conciertos durante todo el invierno en el pueblo remoto de Luleå en Suecia, justo bajo el Circulo Ártico.


Mucha gente no cree que los instrumentos de hielo puedan producir algo que valga la pena escuchar. El sonido más claro que el agua los convierte en creyentes.

 

Las cámaras de aire de bicicletas que están debajo de las barras del xilófono mejoran la resonancia.

Escuchar es cree.

Escuchar es realmente creer cuando se trata de estos instrumentos evanescentes – la barra, las cuerdas y otras partes raras son de metal o de madera – hechos totalmente de agua congelada.


Linhart ha realizado conciertos de hielo no solo en Suecia durante los últimos 15 años, sino también en lugares alejados como Beaver Creek, Colorado y los Alpes italianos. Su principal problema, dice, en atraer a una mayor audiencia al género es la incredulidad de la gente sobre que un instrumento de hielo podría hacer más que el sonido más rudimentario. Una grabación de un violinista de hielo tocando una pieza clásica como solista fuera de la Casa de la Cultura de Luleå a más o menos -10 C, prueba lo contrario. El sonido es agudo y etéreo, con una amplia gama de tonos.


No solo clásica.

Pero el repertorio de hielo no solo incluye refinadas piezas clásicas. En la lista de este año junto a los violines y una viola, chelos y un bajo hay un banjo de hielo para acentuar las piezas de “country” y “blues”. Guitarras de 6 y 12 cuerdas para el rock and roll y un xilófono de hielo apoyado en cámaras de aire de bicicleta –para mejorar su resonancia– funciona para distintos géneros. En relación a los gigantescos “tambores de burbuja” esféricos, Linhart le dice a CNN, “estos realmente sacuden tu esqueleto”. Sin duda serán utilizados para darle un efecto funky -inevitablemente, esto es Suecia– en las series de los conciertos de temas Abba entre los más o menos 40 del programa de este año.




¿La siguiente creación de hielo de Linhart? Un avión ultraliviano. El estará volando.




Un concierto en el auditorio iglú es “como un club nocturno en el cielo”, según Linhart.




“Podrías pensar que el sonido de un instrumento normal es perfectamente claro –hasta que escuchas un instrumento de hielo y dices, ‘¡Ah, ajá!’”, dice Linhart.




El sonido es más agudo, dice Linhart, pero los instrumentos de hielo también son más frágiles que los de una orquesta tradicional. El seguro podría ser complicado.





Los instrumentos de hielo son mucho más rápidos de hacer que los convencionales, dice Linhart. “El cincel simplemente se desliza en todo”.



El expatriado estadounidense Tim Linhart talla todos los instrumentos de hielo en un cobertizo de su jardín cada invierno. Y, no, no existe un calentador debajo de esa mesa de trabajo.


Actividad de invierno


Un escultor de piedra en los meses cálidos, el barbado Linhart, 53, hace todos los instrumentos para los conciertos de invierno en seis semanas de corrido en su patio trasero. Son transportando a un auditorio iglú especialmente construido para ello, con capacidad para 170 personas en un parque natural en las afueras de Luleå, donde la orquesta interpreta. Originario de Nuevo México, Linhart fue invitado a este pueblo de 80.000 residentes de Laponia sueca hace diez años para formar parte de la construcción de uno de los primeros hoteles de hielo en el mundo. Fue allí donde conoció a su esposa. Esa es una de las razones por las que se quedó, pero sin duda también ayudó que Luleå es uno de los pueblos más fríos de Suecia. Debido al ahorro en facturas de aire acondicionado, Facebook está construyendo en el pueblo la primera granja de servidores fuera de los Estados Unidos.

Amantes del clima frío


Así que, aparte de amar el clima bajo cero, ¿de qué otra forma son los instrumentos de hielo diferentes de los convencionales? Para empezar, son más fáciles de hacer, dice Linhart. “Puedo tallar la cubierta frontal y posterior de un contrabajo en dos horas”. El cincel simplemente se desliza a través del hielo. “Mis herramientas son similares a las que usan los fabricantes de instrumentos habituales”, dice. Pero cuando se trata de sellar para unir sus creaciones, “el único pegamento que uso es agua”. “Si quieres pegar una grieta en un instrumento de hielo, solo debes tomar un poco de paja, soplar a través de la misma hasta que el hielo se derrita y entonces dejas que se congele nuevamente”. “Con la madera, solo puedes esculpir”. “Con hielo, también puedes crecer”. ¡Solo agrega agua! ¿Alguna otra cosa diferente de la fabricación convencional de instrumentos? Linhart usa guantes para lavar platos mientras está tallando, algo que no verías hacer a muchos maestros fabricantes de violines.

Materiales de hielo


El escultor trabaja principalmente con “hielo blanco”, una mezcla de agua color nácar y nieve, que es especialmente flexible cuando se congela. Luego hay hielo transparente: “Agua pura congelada sin defectos, solo molécula contra molécula por toda la estructura”. Pero es más difícil de encontrar. El norte de Suecia es un buen lugar para buscar, pero tienes que excavar 20 centímetros bajo la superficie de un lago para encontrar el producto libre de burbujas. Los instrumentos labrados de cualquiera de esos materiales no solo son más hermosos sino más frágiles que los instrumentos tradicionales, dice Linhard. ¿Qué otro instrumento, pregunta, deja que la luz alumbre a través del mismo? Sus características visuales únicas son aprovechadas en las interpretaciones, cuando las luces LED que no causan calentamiento, cambiando constantemente de color, son colocadas dentro de los instrumentos. “Es como un club nocturno en el cielo”, dice Linhart.


Deshielo de la primavera


Los instrumentos son sumamente delicados. Se derriten en la primavera y necesitan de mantenimiento constante antes de eso. Cuando los tocan, los violines son colgados por cuerdas del techo para alejarlos del cuerpo cálido de los músicos. El solo aliento de los intérpretes y la audiencia requiere que los instrumentos sean levemente afinados de nuevo entre cada canción. Tal atención vale la pena, dice Linhart, por el bellísimo sonido que producen estos objetos. “Los instrumentos de hielo tienen un sonido más minucioso que la madera, dice, lo que absorbe las vibraciones de las cuerdas y reduce el sonido”, dice. “El hielo es más rígido. Capta todas las vibraciones”. “Por eso es que hace que se te pare el cabello”. “Podrías pensar que el sonido de un instrumento normal es perfectamente claro –hasta que escuchas un instrumento de hielo y dices, ‘¡Ah, ajá!’ “La claridad es cristalina”.


Planes de vuelo


La siguiente cosa en la agenda de hielo de Linhart está un instrumento soñado específicamente para hielo llamado orgasmatrón, llevando el nombre de la máquina de la película “Sleeper” de Woody Allen. Es como un violoncelo, pero uno que el intérprete inclina desde el interior, haciendo que su cuerpo forme parte del sonido. Linhart no pretende que su carrera de arte en hielo termine con instrumentos. Su proyecto soñado es hacer un avión ultraliviano hecho de hielo. Afortunadamente, la temperatura se vuelve más fría conforme vuelas más alto. La música de hielo continúa en Luleå hasta el 6 de abril. Puedes ver el programa del concierto en Icemusic.se. Los boletos se reservan en Ticnet.se. Las piezas musicales de hielo: “Shining Child”, interpretada por Michael Mandrell. “Terra Aria”, interpretada por el violoncelista Giovanni Solima.



About the author

Directora del Noticiero Digital Venezuela Sinfónica @vzlasinfonica www.venezuelasinfonica.com