martes, 14 de mayo de 2013

Improvisando con la escala pentatónica

La escala pentatónica, como su propio nombre indica, está compuesta por cinco tonos o notas. Se ha utilizado en muchas culturas musicales, sobre todo en Oriente y en África. En la música popular del continente europeo también hay ejemplos de melodías que utilizan la escala pentatónica. En el sigo XX, el jazz y el rock han hecho uso de esta escala de forma muy habitual.
Una forma muy sencilla de hacer una escala pentatónica es evitando las notas Fa y Si de la escala diatónica mayor. De esta manera obtenemos los siguientes grados:
Si os dais cuenta, las distancias interválicas que hay entre los grados pueden ser de tono, o de tono y medio:
Otra forma de conseguir una escala pentatónica es tocando las teclas negras de un piano, entre las que se producen las mismas distancias interválicas que hemos señalado anteriormente:
La escala pentatónica es muy adecuada para la improvisación porque, al carecer de grados a distancia de semitono, no hay que tener en cuenta la nota sensible, la dominante o la tónica, como ocurre cuando se improvisa sobre una escala diatónica mayor.
Cuando hacemos música con la escala pentatónica rápidamente nos viene a la cabeza la música de Oriente. Las culturas musicales de Ásia han utilizado desde tiempos ancestrales diversos tipos de escalas pentatónicas.
Ejercicio: Improvisa sobre la escala pentatónica. Puedes utilizar alguno de los siguientes patrones rítmicos que te proponemos. También puedes combinarlos o crear tu propio patrón rítmico.
Ejemplo patrones rítmicos

Gracias a Escolares.net hemos encontrado este vídeo que nos ha dejado con la boca abierta. Se trata de la participación de Bobby McFerrin en el evento “Notes & Neurons: In Search of the Common Chorus ” que tuvo lugar en el World Science Festival, el 12 de Junio de 2009. En este evento, y con la ayuda desinteresada del público asistente, demostró el poder de la escala pentatónica. ¡Impresionante!


[hr] Fuentes de la Noticia | Wikipedia y Escolares.net