martes, 2 de octubre de 2012

Las habaneras de Valverde del Camino

Comenzamos a trabajar desde el área de música el género musical de las habaneras con motivo de la próxima celebración del certamen anual de habaneras de Valverde del Camino. Desde el cole vamos investigar sobre este género con el alumnado de 5º para además participar en el certamen musical que será los días 16 y 17 de noviembre con dos habaneras.

La habanera es un género musical originado en Cuba a finales del siglo XIX, de ritmo lento –a 60 pulsaciones por minuto–, con compás binario: una danza a tiempo lento, cantada, con ritmo muy preciso formado por, en una parte, corchea con puntillo y semicorchea o con semicorchea, corchea, semicorchea y en la otra con dos corcheas. Puede ser puramente instrumental, aunque lo habitual es que sea cantada. Es un género adaptado y usado por diferentes formaciones musicales, como grupos corales, bandas de música, tunas y rondallas, etc.

Habaneras valverdeñas
Antes de que tus ojos vieran la luz
de Valverde sus tradiciones yo conocí,
y en horas inolvidables yo las viví,
quiero, hijo, que en mi alborada,
cual joya preciada,
a mi partida las cantes tú.
Yo conocí a una mujer divina
que al cantar una habanera
su pecho entero se abría,
y al decir ella cantaba,
y al cantar ella decía:
Cuando cantes una habanera
no te importe si tu garganta
las notas canta o no canta,
cuida que la habanera
se haga la reina de tu reunión,
poniendo en ello más que garganta
el fuego eterno de tu corazón.
  

Os dejamos este post publicado en la web devalverde.es realizado por Marcos Romero Baza sobre su padre Diego Romero Álvarez, genial compositor valverdeño de habaneras y padre de nuestra maestra de inglés "Pocho".


Diego Romero Álvarez nace en Valverde el 17 de Abril de 1935, Miércoles Santo. Era hijo de Manuel Romero Pérez y Dolores Álvarez Valero. Tras varios traslados, la familia fijó finalmente su residencia en la Calleja de los Carpinteros 30. Fue el mayor de siete hermanos: Manolita, Daniel, Manuel, José Manuel, Andrés y Francisco Javier. Su madre murió a consecuencia del parto de su hermano menor.


Su padre, hijo de zapatero, fue pionero en la industrialización del calzado, regentando una de las fábricas más señeras del momento, “Calzados Culmen”. Su madre es recordada ante todo como una mujer buena y por una voz que embelesaba a todo aquel que escuchara su canto dulce, porque, como Diego mismo la evocaba, “al decir ella cantaba, y al cantar ella decía…”. 
    

 
Diego inició su vida escolar en el Colegio de las Salesianas, continuando en la Escuela Pública con su gran maestro D. Antonio Rodríguez Domínguez. En ambos colegios forjó las amistades que llevó siempre en su memoria: los amigos de las cometas, las pelotas de trapo, los bolinches (bolones y pijillas, cristaleños, de acero, de piedra, de mármol y de barro de colores…), chapillas, trompas, tirachinos, etc.; y, más tarde, de los primeros paseos y reuniones con las chiquillas y amigos; el estreno de los pantalones largos… 
      

 
A los siete años comienza estudios de Solfeo con Maria Pascual que combina con estudios elementales de Piano con Francisca González. De estas fuentes − su madre, los estudios y la frecuente presencia de la música en la casa familiar por obra, entre otras cosas, de su tío Ildefonso Valero − nace y se desarrolla la pasión por la música, que para Diego sería siempre la más profunda, tan importante para él como el aire que respiraba.
          
Muy pronto entró a formar parte de la Escolanía “Madre de Dios del Reposo” que fundó y dirigió Abel Duque en 1943, joven y nuevo sochantre de la Iglesia Parroquial Ntra. Sra. del Reposo, cantor con voz preciosa de tenor lírico, de una lisura y equilibrio acordes con su juventud. Este coro de voces blancas alcanzó cierta fama más allá del ámbito local, actuando en varias ciudades. 
   
En 1944 inicia sus estudios de Bachillerato en el Colegio Colón de los H.H. Maristas, en Huelva. Allí fue miembro del Orfeón del colegio dirigido por el Hermano Pedro Fermín, y aquí inició sus conocimientos de Polifonía. A la vez diariamente recibía clases de piano de D. Manuel Oliveira, pianista de carrera. 
         
Al morir su madre el 14 de diciembre de 1948, la vida de Diego y la de toda su familia conocieron cambios importantes; algunos, tan entrañables para él como la presencia en su casa, ahora ya predominante, de la abuela Manolita (Valero). 
      
Al poco tiempo deja los estudios y regresa a Valverde. A la vez que se incorpora a los negocios de calzado y de curtidos (la “Tenería Andaluza”, primera en Huelva) de la familia, se adentra en los estudios de Comercio, en los que alcanza el primer grado de Perito, y cultiva su afición a la música (el amor de sus vocaciones) e inicia estudios de modelista y patronista de calzado. 
      

  
En la “Culmen” conoció el oficio en todas sus secciones. Convivió con personas que le enseñaron la muy compleja fabricación de calzado. Y compartió momentos y situaciones entre mayores que quedaron grabados en su recuerdo y que le sirvieron para desenvolverse por el mundo industrial-comercial. 
                     
En un momento del proceso de aprendizaje su padre quiso que fuera a Northampton (Inglaterra), en cuya ciudad existía una <<Escuela de Fabricación de Calzado>> en la que llegó a matricularse. Con tal fin cursó estudios intensivos de inglés con un profesor que le hizo trabajar duro y que le confeccionó un vocabulario-diccionario específico del “Shoemaking” o fabricación del calzado, basado en las directrices recibidas desde Northampton. Así, dedicando a ello prácticamente todo su tiempo, estuvo alojado en una pensión en Sevilla, acudiendo a clases alternativas en el Instituto Británico. Al final, el plan de Northampton se frustró principalmente por motivos de salud. 
                     
De nuevo en Valverde continúa sus estudios musicales con D. Manuel Lama, natural de Coria del Río, profesor de piano, alumno distinguido en el Conservatorio de Sevilla, funcionario del Ayuntamiento de Valverde con el cargo de Director de la Banda Municipal. Se forjó entre los dos una gran amistad, colaborando juntos en montajes de espectáculos benéficos así como en composiciones de habaneras y otras canciones. De la mano de D. Manuel acude a examinarse al Conservatorio de Sevilla.
  

En 1953, con 18 años de edad, funda y dirige el Orfeón Parroquial de Valverde en colaboración con el organista Nicomedes Mora. Era un coro de voces masculinas con el que llegó a montar pieza de cierta complejidad, tanto de carácter religioso como profano. Actuó este orfeón en ciertas fechas de relevancia histórica, como en el acto de entrada en la Catedral de Huelva, en marzo de 1954, de su primer obispo, D. Pedro Cantero Cuadrado, y poco después, en la misma capital, con motivo del Año Santo Mariano. Tuvo actuaciones igualmente en otros pueblos de la provincia con motivo de sus fiestas patronales: La Palma del Condado, Villalba del Alcor y Puebla de Guzmán.
                   
En lo profesional, decide ahora dedicarse de lleno a la actividad comercial, convirtiéndose en Agente Comercial Colegiado. Con una maleta de ropa y su baúl de muestras y hojas de pedido, viajó en tren, autobuses, coches de caballos, en su moto OSSA, por toda la geografía española, durmiendo en penosas fondas abarrotadas de “viajantes”, topándose con clientes de todo tipo, indiferentes o cordiales.
                
En 1954 abre en la Calleja de los Carpinteros 20 un almacén de pieles y curtidos, vivos, cercos y viras para el calzado. Un año más tarde, tras un nuevo episodio de salud, mientras se recupera en la Navahermosa con su abuela Manolita y dando paseos acompañados con su entonces novia Ana Boza, comienza a gestar la idea de ofrecer a Valverde una tienda de electrodomésticos y otros artículos. Así, tras una pequeña obra y la instalación de un escaparate en el mismo local de la Calleja, se abre al público “Hogar y Deporte”. 
            


-
Diego y su hermano Manuel, juntamente con valiosos y leales colaboradores, “modernizaron” las casas de Valverde: radios de gran prestancia con ojo mágico de sintonía o más económicas, cocinas y hornillos de petróleo, sartenes que fríen sin aceite, máquinas de coser, las primeras lavadoras, bicicletas … De allí llega el primer aparato de televisión a Valverde (en blanco y negro, que adquiere “Pedrito el de Don Juan”), salen las primeras máquinas de afeitar, que se vendieron por miles y hubo hasta colas en la puerta. Una “operación olla, una peseta al día”, para inundar el pueblo de ollas a presión. Fue el momento de pasar de las neveras a los frigoríficos, del colchón de lana o de borra a los SEMA y Pikolim, de renovar las vajillas caseras con las jarras, vasos y bandejas de MMM y las vajillas de Duralex (“irrompibles”, decía la publicidad)…. Los antiguos “cacharros” de cocina dieron paso a las baterías WMF, alemanas. Y estaba también la parte musical: discos de José Luis y su guitarra, Los Llopis, Antonio Machín, Paul Anka, Pérez Prado, Patricia, “Patricia al revés”, etc. Los primeros picús, la alta fidelidad (¡¡en mono!!) Rosellson, el no va más… “Hogar y Deporte” abrió una pequeña tienda en la Plaza, en la antigua barbería de “Frasco el Barbero” (actual tienda de frutos secos “Al-hualadú”), dedicada a regalos, pequeño electrodoméstico y discos, que se convirtió en un magnífico punto de venta por su situación estratégica. 
                 
El 24 de junio de 1959 Diego contrajo matrimonio con Ana María Boza Rite, su delirio, esa niña morena de largas trenzas…, que le robó el corazón cuando era chiquillo. Del matrimonio nacieron diez hijos: María Dolores, Ana María, María del Reposo y Diego, que nacieron en su primera vivienda de la calle El Sol de Valverde, y José María de los Reyes, Manuel Pablo, Rocío, Alicia, Marcos y Fernando, que nacieron en Sevilla. 
                   


-


-
En 1963 se funda la Real Agrupación Artística de Aficionados de Valverde del Camino, “su Agrupación”, como Diego la llamó siempre. Un joven Antonio Garrido Gamonoso, profesor de piano, alumno igualmente de D. Manuel Lama y miembro que fue del Orfeón Parroquial, funda y dirige esta Coral con un grupo nutrido de jóvenes entusiastas y amantes de la música coral. Diego colabora con él en montajes de zarzuelas, antologías del mismo género, misas, obras profanas y habaneras, poniendo en valor el “Cancionero de Valverde” de D. Luis Arroyo. Actúa en la coral como solista en diversas obras, entre las que destacan La Rosa del Azafrán, El huésped del Sevillano, Los Gavilanes, Luisa Fernanda o Katiuska. Además hizo cuanto pudo para hacer viables y fáciles los innumerables viajes que la Agrupación realizó por entonces. 
                   
En 1965-66 adquiere en la Calleja el solar del antiguo Cine Victoria en el que estaba proyectado un gran teatro. Al edificio aquí construido (actual Casa de la Juventud) se traslada “Hogar y Deporte”, ya como un comercio revolucionario para esos tiempos, con varias secciones. 
             
Por esta misma época inicia en Sevilla un almacén de distribuciones desde el que se lanza a la representación y distribución de distintos productos y marcas: cocinas industriales, antenas, bombas, autoradios, discos, estructuras metálicas, marcas deportivas y marcas multiproducto como Sony. Con la distribución de la firma VIETA entra de lleno en el mundo de la alta fidelidad, creando una sala de audiciones o demostraciones. Por esta vía se llegaría a la apertura en 1967, en sociedad con otras personas, de “El Fonógrafo”, en la calle Asunción, la primera tienda de Alta Fidelidad en Andalucía, y de instrumentos musicales, pianos, órganos Hammond, etc. Ahora se une también al negocio su hermano Andrés. 
              
La música nunca deja de estar presente, componiendo y ahora actuando en innumerables actos y conciertos por la provincia con sus dos músicos acompañantes, Manuel Mogeda a la guitarra y Javier Cabello a la batería (en el repertorio, siempre, composiciones suyas y populares: habaneras, zambas, valses, canción ligera, etc.), y también con la Agrupación, que en 1.971 participa por segunda vez en el Certamen Nacional de Habaneras y Polifonía, de Torrevieja (Alicante), y presenta una de sus habaneras, a cuatro voces mixtas, con arreglos de D. Manuel Castillo, titulada “Evocación”; obra que había compuesto en uno de sus viajes, estando en la playa de Calafell (Tarragona), estando lejos de su amada…, al contemplar las cadenciosas olas mediterráneas. 
              


-
En 1972 canta por primera vez como contra-tenor el Amplius del “Miserere de Eslava” junto a Francisco Ortiz y el Barítono Raimundo Torres, en su pueblo natal. Volvería a interpretarlo también en la Catedral de Sevilla en los años 1972, 1973, 1974 y 1976, bajo la dirección de Luis Izquierdo, con la Asociación Coral de Sevilla y la Agrupación. El 1 de junio de 1972 interpreta a Maese Pedro en “El Retablo” de Manuel de Falla en el Teatro Lope de Vega , en el Cincuenta Aniversario del estreno en Sevilla. El 22 de Noviembre de ese mismo año interviene junto con la Agrupación en la “Misa de la Coronación” de Mozart, formando cuarteto, como tenor, con Maria Dolores Travesedo, Carmen Borja y el argentino Oscar Monzo. 
              
En 1973, en el teatro Lope de Vega de Sevilla, impulsa como productor la primera y hasta ahora única grabación del Miserere de Eslava, en la que intervino como solista contra-tenor con la Orquesta Bética, la Real Agrupación Artística de Aficionados de Valverde y la Asociación Coral de Sevilla bajo la dirección de Luis Izquierdo, compartiendo reparto con el tenor Francisco Ortiz y el bajo Julio Catania.  
            


-
En 1974, con el apoyo del Excmo. Ayuntamiento de Valverde, graba en Madrid dos singles: uno con las canciones “Cuando cantes una habanera”, dedicada a su hijo Diego, y “Canto a mi pueblo”, con la participación de Manuel Mogeda a la guitarra, y el otro con “Al ritmo del vals” y “De nuevo dejo mi tierra”. 
         
El Viernes de Dolores de este año, interpreta como tenor la Misa del Valle de Vicente Gómez-Zarzuela en la Función Principal de la Hermandad del Valle, junto con la Orquesta Bética, la Asociación Coral de Sevilla y bajo la dirección de Luis Izquierdo. 
               
Un año más tarde, 1975, y con producción propia, vuelve a Madrid a grabar cuatro nuevos singles con las canciones “Himno de Primavera” y “Amarillo-naranja”; “!Marcos!, no crezcas más” y “Vale la pena”; “¿Por qué somos así?” y “Villa habanera”; y, finalmente, “!Ya florecerá!” y “Yo te quise”. 
             

           
Cabe resaltar la intervención de Diego en diversas obras de su amigo, compositor y genial artista Manuel Pareja-Obregón, como en la sevillana “La Historia de una Amapola”, cuya autoría Manuel no dudó en compartir con él. También llevaron a cabo juntos la adaptación de la Misa Rociera de Manuel a cuatro voces mixtas para la Real Agrupación Artística de Aficionados de Valverde. En 1975 graban en Madrid esta misa junto con una selección de habaneras populares de Valverde, así como la obra emblemática de Diego Romero, la habanera “Con un pie sobre la sierra”. 
               
Después de traspasar “Hogar y Deporte” a José Rentero y Gumersindo Guerra-Librero, que ambos convierten en “Comercial Josindo”, en Sevilla, poco a poco, deja la distribución de marcas y se dedica de lleno a la representación, muy en especial de la compañía catalana distribuidora oficial de Canon, que representa para Andalucía y Extremadura. Gracias a sus buenos índices de venta anuales esta compañía le premia con viajes por todo el mundo.
           


-
 
Aunque con una intensa vida profesional y social en Sevilla, le basta la menor excusa, y de modo regular casi todos los fines de semana, para volver a Valverde, donde daba riendas sueltas a su inspiración, a su afición por el canto y a disfrutar de ratos inolvidables compartidos con familiares y amigos. Los Cuartos, Los Pinos en general, la Navahermosa y, de modo muy especial, la anual romería de El Rocío son testigos de su capacidad de disfrute con los suyos y siempre con la música por medio. 
          
Valverde y su tierra eran el escenario de sus otras aficiones, como la caza (la tórtola, el conejo y la perdiz, o las monterías), la pesca, la fotografía, filmaciones y grabaciones, las motos,… Vivió sus tradiciones y se comprometió con ellas: la Semana Santa y su Hermandad de “Los Negros”, de la que fue Hermano Mayor y capataz de “La Urna”; la Feria, amenizando con su piano entrañables y divertidos mediodías; la Virgen del Reposo con los cantos en la iglesia y en la procesión; la Nochebuena sentado al piano, cuando disfrutaba reuniendo a toda su familia y abriendo las puertas de su casa a los amigos. Y sus devociones, La Virgen del Reposo, del Rocío, Sor Eusebia, Sor Ángela de la Cruz, el Señor del Santo y la Virgen de los Dolores. 
              
En estos años siguió colaborando con la Agrupación: con actuaciones como solista en la Zarzuela “La Rosa del Azafrán” en el Gran Teatro de Huelva, como tenor, en esta ocasión, del Miserere de Eslava en la localidad de Trigueros, como pianista acompañante y organizador de los 25 años de la fundación de la Agrupación, consiguiendo patrocinios para los actos conmemorativos, los conciertos, programas, carteles, etc. e interviniendo en las gestiones encaminadas a que la Casa Real aceptara la Presidencia de Honor de dichos actos conmemorativos y autorizara a la Agrupación el uso del título de “Real”. 
               


-
En 1993 la salud de Diego se resiente seriamente, dejando sus negocios tras ser operado por primera vez de corazón en Córdoba. Vuelve con su esposa a Valverde, adonde ésta se había trasladado al conseguir plaza como profesora de solfeo en el Conservatorio de Música. A los 63 años, el 30 de octubre de 1998, le es trasplantado el corazón por el prestigioso Cirujano y Catedrático Cardiovascular D. Manuel Concha Ruiz en el Hospital Reina Sofía de Córdoba.  
                 
Con un corazón nuevo y después de una larga y costosa recuperación, el 31 de octubre de 2000 reaparece en los escenarios, concretamente en la sala Tiffany’s, con un concierto denominado “Recital Ofrenda. A nuestro aire, Diego Romero y su Gente”: quiso rodearse de sus familiares, amigos y paisanos para compartir la alegría de poder tener una nueva vida. Con el teatro lleno, el acto contó con la participación artística de su esposa y de sus hijos, del joven maestro valverdeño Jose Raúl Llanes, del flautista Manuel Mogeda, de la tuba de Diego Castilla y con la colaboración especial de Arturo Pareja-Obregón.  
                      


-
En el año 2002, con motivo de la inauguración del nuevo Teatro Municipal de Valverde del Camino, tuvo lugar su última actuación musical junto con sus hijos Marcos y Fernando y el profesor de guitarra Manuel Cera. En este concierto estrenó su última obra, “Valverde, habanera”. 
             
Tras un deterioro visible de su salud, el día 28 de diciembre de 2003 falleció en su casa, rodeado de los suyos. Su último adiós fue multitudinario y emocionante y, como había sido su vida, bañado en música: la Banda Municipal acompañó el féretro hasta la Iglesia Parroquial; su querida Agrupación interpretó la Misa “Hoc est corpus meum” de Perosi, y su admirado Lucas Macías Navarro lo homenajeó con un estremecedor sólo de oboe. Fue llevado a hombros por familiares y amigos hasta el Cementerio. Como era su deseo, su Agrupación, familiares, amigos y paisanos, le cantaron habaneras hasta el final.  
             


Relación de obras compuestas, adaptadas o participadas por Diego Romero Álvarez (DRA). 

1.  Mi primera habanera
Música: DRA
Instrumental, para tuba y piano
2. Al compás de una habanera
Letra y música: DRA
          
3. Amarillo-naranja
Letra: Andrés Bruno Romero Mantero
Música: DRA
          
4. Cuando cantes una habanera
Letra y música: DRA
       
5.  Canto a mi pueblo
Letra y música: DRA
       
6.  Al ritmo del vals
Letra y música: DRA
        
7. De nuevo dejo mi tierra
Letra y música: DRA
        
8.  ¿Por qué somos así?
Letra y música: DRA
          
9.  Villa Habanera
Letra y música: DRA
        
10.   Himno de Primavera
Letra y música: DRA
            
11.   ¡Marcos¡, no crezcas más
Letra y música: DRA
             
12.   Vale la Pena
Letra y música: Mário Alberto Freire Moniz Pereira
Adaptación al castellano: DRA.
           
13.   ¡Ya florecerá¡
Letra: Obdulio Hidalgo Domínguez.
Música: DRA
      
14.   Yo te quise
Del cancionero de Valverde.
Adaptación: DRA.
            
15.   Con un pie sobre la sierra
Letra: Diego Romero Pérez
Música: DRA
               
16.   La Historia de una Amapola
Letra y música: León - Clavero - Pareja Obregón-DRA
   
17.   Las teclas de mi piano
Letra y música: DRA
      
18.   Tú mi claro día
Letra y música: DRA
19.   Para cantarte a tiLetra y música: DRA
   
20.   Evocación
Letra y música: DRA
Habanera, Adaptación y arreglos a cuatro voces mixtas: Manuel Castillo Navarro.
       
21.   Toma una canción, Fernando.
Letra y música: DRA
        
22.   Sevillanas a mi abuelo
Letra y música: DRA
            
23.   Cuatro sevillanas a M. Pareja-ObregónLetra y música: DRA
           
24.   Valverde, habanera.
Letra y música: DRA
            
25.   Quién eres tuLetra y música: DRA
           
26.   Melodía en Fa
Letra: DRA
Música: A. Rubinstein
         
27.   "Sonatina Breve en La Menor para Oboe y Piano".
Música: DRA. Dedicada al oboísta Lucas Macías Navarro.
             
28.   Himno para el Real Betis Balompié
Letra y música: DRA
                 
29.   ¡Óle mi niña!
Letra y música: DRA (Sevillanas)
         
30.  Ay que vida esta
Letra y música: DRA
         
31 Cantar es vivir
Letra y música: DRA (recitado y cantado) 



Nota: en la redacción de estas notas sobre mi padre he utilizado datos y fotografías de su propia autoría y testimonios directos de mis familiares más cercanos. También he consultado la Historia de la Parroquia de Valverde del Camino (Huelva) de Francisco Arroyo Navarro, Pbro.,1989.