domingo, 6 de noviembre de 2011

Una, una, una, la cara de la Luna

¿Quién necesita sillas y mesas? Claro que hay que inculcar hábitos pero en Andalucía ya lo dijo en su día Maria Isabel: "No me toques la palmas que me conozco".
Y cuando la música nos invade... fuera mesas y sillas y que conste que las tenemos.



Nos hemos ayudado de diez imágenes y de unos sencillos gestos para que nuestros alumn@s de 4 años se aprendan esta canción, y os aseguro que es infalible... esta canción se la enseñarán a sus hijos y a sus nietos. Tiempo al tiempo.
Os dejamos aquí la letra y el pictograma para que trasladéis la experiencia a vuestro Centro o casa:

Una, una, una la cara de la Luna.
Dos, dos, dos, las agujas del reloj.
Tres, tres, tres, los tres Reyes Magos.
Cuatro, cuatro, cuatro, las patas de mi gato.
Cinco, cinco, cinco, salto y pego un brinco.
Seis, seis, seis, ahora no me veis.
Siete, siete, siete, me como un filete.
Ocho, ocho, ocho, la nariz de Pinocho.
Nueve, nueve, nueve, llueve, lleuve.
Diez, diez, diez, empezamos otra vez...